¿Qué se debe tener en cuenta antes de cambiar de año?

Se acaba el año y debemos plantearnos algunas acciones para antes de que termine este ejercicio fiscal. Claro está que gestionar el capital de ahorro y el patrimonio son rutinas que deben realizarse mes a mes, por lo tanto, es conveniente periodificar este hábito de forma mensual.

Aún y así, el último mes del año sigue concentrando un porcentaje elevado de actividad financiero fiscal. Esto se debe a que no solo es el cierre económico a nivel empresarial, sino también a las pequeñas acciones que son recomendables realizar antes de finalizar el año en el caso de que tu hábito no haya sido 100% rutinario.

En definitiva, vamos a recapitular sobre las 3 gestiones que un buen inversor debería llevar a cabo antes de la entrada del año 2019.

Plan de participación para 2019

Una de las primeras tareas que se deben tener en cuenta antes de finalizar el año es revisar la planificación de ahorro y ajustarla a la previsión de 2019. Si aún no has empezado a planificar tu ahorro, plantearse la necesidad y la mejor manera de tomar el hábito para luego periodificarlo mensualmente es lo principal.

Si concibes el ahorro como un gasto a incluir dentro de los que ya tienes en el mes; te será más fácil generar una previsión y por tanto planificar la aportación mensual recomendable según tu renta anual. De esta forma, programar la aportación mensual a tu fondo de inversión o ahorro estará asegurada durante todo el año. Pudiendo acogerte a la desgravación frente al impuesto de la renta en el momento de hacer la declaración.

Una vez establecido el plan de participación es necesario ajustar las aportaciones según el IPC, de esta manera el ahorro no perderá valor. Así mismo, siempre que esté dentro de tus posibilidades es conveniente plantearse un incremento a la aportación dentro del plan de inversión o jubilación que ya tenga establecido.

Aportar capital a tu plan de pensiones

En este caso es mejor ingresar capital poco a poco a lo largo del año para diversificar el valor de las participaciones y reducir el riesgo. Pero, aunque esto no haya sido así, es recomendable hacer una aportación como mínimo antes de que acabe el año.

De esta manera las cuantías con las que hayas contribuido a tu plan de pensiones estarán sujetas a la desgravación fiscal de la declaración de la renta de 2018. Del total aportado se puede desgravar hasta 8.000 euros anuales, lo que reducirá el importe fiscal en el ejercicio correspondiente de tributación.

Variaciones Patrimoniales

Compensar las ganancias patrimoniales y las pérdidas patrimoniales está contemplado en la Ley de IRPF que consiste en que, si has generado una ganancia por una venta, puedas compensarla con una pérdida o viceversa; con un límite del 25 % durante los siguientes tres años al ejercicio compensado.