Claves para contratar el seguro de salud con copago

Los seguros son una manera de asegurarse el futuro, por ello es importante estar bien informado y contar con una asesoría especializada al respecto. En este blog se ha hablado de seguros relacionados con las finanzas y el patrimonio, así como de los instrumentos de vida y ahorro que se pueden utilizar como herramienta de ahorro. Pero el artículo se centrará en conocer los seguros de salud y sus tipologías, en concreto las 5 claves para contratar el seguro de salud con copago.

Tipos de seguros de salud

Contar con un seguro de salud es tener la tranquilidad de saber que tienes acceso a la asistencia sanitaria en cualquier momento y en cualquier parte del mundo, sin largas listas de espera, siendo atendido directamente por los especialistas.

Por ello es importante contar con la información necesaria para tomar una buena decisión en el momento de contratar un seguro de salud. Por un lado, existen los seguros sin copago que incluyen las visitas a urgencia, a cualquier especialista y una serie de tratamientos y pruebas a un costo mensual elevado.

Por otra parte, están los seguros con copago que dan acceso a la sanidad privada, así como a las mismas coberturas que un seguro sin copago, por una pequeña cuota al mes, que luego se completará con copagos puntuales en el momento de las consultas o las pruebas diagnósticas; este modelo de seguro tiene un tope anual de copago que variará según la compañía.

Los conceptos que debemos tener en cuenta para contratar cualquier seguro de salud son:

  • Primas:cantidad a pagar del seguro.
  • Coberturas:Servicios o garantías que cubre el seguro.
  • Copago:precio que hay que abonar al realizarse alguna prueba o acudir a un especialista (la cuantía depende de cada compañía de seguros).
  • Carencias:son los periodos de tiempo en los que se está exento del seguro de salud.
  • Preexistencias:aquellas enfermedades o lesiones que nos han diagnosticado con anterioridad a la contratación del seguro de salud. La consecuencia principal es la ausencia de cobertura para dicha enfermedad o lesión.
  • Periodo de Renovación: tiempo en el que se debe notificar a la entidad aseguradora si no se continua con el seguro o si se renueva. Normalmente es un mes antes del vencimiento y si no se notifica lo contrario se suele renovar automáticamente el contrato.

¿Porqué contratar un seguro con copago?

Ambos modelos son útiles, pero el más desconocido es el seguro de salud con copago. A continuación explicamos las ventajas de contratar este tipo de producto.

3 ventajas relacionadas con los seguros de salud:

  1. Poder asistir a la consulta médica privada a costos más bajos. Es un apoyo para afrontar enfermedades complicadas y/o accidentes costosos.
  2. No tienes que esperar largas listas de espera, el tiempo medio de espera en la Seguridad Social para una intervención quirúrgica es de 115 días y para un especialista de 72 días.
  3. Acceso directo a los especialistas, ya que se evita pasar por el médico de cabecera como intermediario.

Las 5 claves para contratar el seguro de salud con copago

  1. El pago de la prima mensual es bajo y te garantiza el acceso a la sanidad privada.
  2. Las coberturas son iguales que en un seguro de salud completo. Tendrás garantizada la atención de urgencias, primaria, especialista y las pruebas diagnósticas en todo momento.
  3. Con el copago solo pagarás por lo que usas. Si no vas al médico no pagarás más que la prima mensual. Por tanto, en el caso de no tener la necesidad en todo un año de ir al médico no se pagará ningún copago.
  4. El importe del copago variará según el baremo establecido por cada compañía. Los montos pueden ir de 1,95€ a 300€, según el servicio al que se acuda. Este coste no se pagará en consulta, si no que se cargará a la tarjeta del seguro que lo cobrará a final de mes.
  5. Los Límites de copagos van desde 300€ a 900€. Hace falta sumar el total de la prima anual, más el máximo de copago anual y comparar con otro producto de las mismas características sin copago para asegurarse del ahorro que va a significar contratar este tipo de seguro. Este es uno de los puntos más importantes ha tener en cuenta para asegurarse de que vale la pena contratar un seguro de salud con copago.

Por ejemplo: Seguros con copago como el de Salud Flex, son un adelanto teniendo en cuenta que las garantías que ofrece que son iguales a las de un seguro de salud sin copago, además de contar con un sistema de bonificaciones con el que si no utilizas el seguro para una cobertura sanitaria, la empresa te indemniza por ese servicio no prestado. Así mismo, este tipo de seguros representan un ahorro para aquellas personas que acuden al médico solo de vez en cuando pero que aun y así quieren tener la garantía de poder acceder a la atención sanitaria privada si esto fuese necesario y sin que suponga un costo desorbitado. 

En resumen, no hay que tener miedo o respeto por contratar un seguro de salud con copago. Al contrario, sí se conoce el producto y las necesidades que cada persona que contrata debe cubrir, los seguros de salud con copago son una ventaja.

Para más consejos al respecto no dudes en contactarnos, será un placer ayudarte.